17.06.2018

Posibles respuestas de los usuarios al sistema sanitario de Salud Mental 8/9

La burocracia del DSM, con su estadísticas de lo que está bien y lo que está mal, también tiene otro uso, que es el uso que el etiquetado puede hacer con ella. No es lo mismo el psicótico del S.XX que un bipolar, un autista o un hiperactivo del S.XXI. 

En Estados Unidos, se reinvidica el autismo al ser una patología que permite acceder a servicios y ayudas estatales.

Y no sólo eso hay además toda una literatura de testimonios que reinvidican esta etiqueta y que reclaman una distancia de la categoría de psicosis.

No se trata, como creen los responsables del DSM, que los movimientos « off – label » se detengan con artefactos estadísticos. Intervienen cuestiones políticas. Ian Hacking para explicar estas respuestas recurre al « looping effect » (el efecto bucle) que es como, a partir del momento en que se nombra una etiqueta, el sujeto se adueña de ella y la reinvidica.  No es sólo, por tanto, cambiando el criterio de inclusión y la estadística se desinflarán las burbujas inflacionistas.

Compartir en
Facebook, Twiter